A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Womens Health logo

Noticias

divider line
health day

¿Es la obesidad una ventaja tras los procedimientos cardiacos?

MIÉRCOLES, 16 de julio de 2014 (HealthDay News) -- Aunque varias afecciones cardiovasculares se asocian con el exceso de peso, una investigación reciente respalda la misteriosa "paradoja de la obesidad". Halló que los pacientes cardiacos con sobrepeso experimentan menos ataques cardiacos y tienen unas tasas de supervivencia más altas tras los procedimientos cardiacos que sus pares más delgados.

Los científicos revisaron 36 estudios anteriores, y hallaron que los pacientes obesos tenían hasta un 27 por ciento menos de probabilidades de morir tras los procedimientos cardiacos, como la cirugía de bypass (derivación) coronaria o la angioplastia, que sus contrapartes con un peso normal.

Pero los expertos advirtieron que los resultados no sugieren que la obesidad es una buena medicina bajo ninguna circunstancia.

"Deseamos dejar muy claro que no estamos promoviendo ser obeso o tener sobrepeso", enfatizó el autor del estudio, el Dr. Abhishek Sharma, cardiólogo del Centro Médico Downstate de la Universidad Estatal de Nueva York, en Brooklyn.

"Cuando hablamos sobre las razones subyacentes de la enfermedad de la arteria coronaria, el sobrepeso y la obesidad aumentan el riesgo", añadió Sharma. "Pero una vez la enfermedad cardiaca se ha establecido y se someten a una angioplastia o a un bypass, sus resultados son mejores".

El estudio aparece en la edición del 16 de julio de la revista Mayo Clinic Proceedings.

Alrededor de dos terceras partes de los adultos estadounidenses tienen sobrepeso o son obesos. Un índice de masa corporal (IMC) de 25 a 29 se considera como sobrepeso, y un IMC de a partir de 30 se clasifica como obesidad. El IMC es un cálculo de la grasa corporal basado en la estatura y el peso.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., cada año se realizan alrededor de un millón de cirugías de bypass de la arteria coronaria y de angioplastia, para derivar o abrir arterias cardiacas bloqueadas. Alrededor del 70 por ciento de las personas que se someten a esos procedimientos tienen sobrepeso o son obesas, según los documentos del estudio.

Al examinar datos recolectados sobre decenas de miles de pacientes cardiacos, Sharma y sus colaboradores determinaron que los pacientes con peso bajo (con un IMC inferior a 20) que se sometieron a los procedimientos cardiacos tenían 2.7 veces más probabilidades de sufrir un ataque cardiaco o morir en los 1.7 años siguientes.

Por el contrario, el riesgo de muerte cardiovascular fue más bajo entre los pacientes con sobrepeso con unos IMC de 25 a 30, en comparación con los que tenían IMC normales de 20 a 25, hallaron los investigadores.

Sharma dijo que varios motivos posibles explican la discrepancia en las tasas de supervivencia, aunque los científicos no están seguros de cuáles son válidos. En primer lugar, es más probable que los pacientes con sobrepeso reciban medicamentos que protegen el corazón, como las estatinas y los bloqueadores beta, que las personas con un peso normal, y con unas dosis más altas. Además, la enfermedad cardiaca entre los pacientes más delgados tiende a deberse a causas genéticas, en lugar de factores modificables del estilo de vida como la dieta o el ejercicio, como sucede en los pacientes con sobrepeso, apuntó.

Pero el estudio no prueba de forma directa que el exceso de peso de los pacientes fuera responsable de los beneficios en la supervivencia. Solo halló una asociación entre ambas cosas.

El Dr. William Zoghbi, director médico del Centro Cardiaco y Vascular Metodista DeBakey de Houston, en Texas, señaló que los pacientes con sobrepeso y obesos incluidos en la nueva investigación tenían unos siete años menos de edad que sus contrapartes más delgados. Esto indica que por lo general contrajeron una enfermedad cardiaca a una edad mucho más temprana que sus pares de peso normal o con peso bajo, apuntó.

"Tengo mucho cuidado al sacar conclusiones firmes de este estudio", apuntó Zoghbi, quien también es profesor de medicina. "Los estudios [incluidos en el metaanálisis] no se realizaron para evaluar los efectos de los distintos grados de IMC, algo que es importante saber".

Dice que no ve un efecto protector de la obesidad. "Sin duda es el mensaje equivocado. El mensaje es ante todo sobre la prevención", afirmó.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. tiene más información sobre la obesidad.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

Return to top