A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Womens Health logo

Noticias

divider line
health day

Los lanzadores jóvenes profesionales podrían tener un riesgo más alto de someterse a una cirugía del codo, según un estudio

JUEVES, 10 de julio de 2014 (HealthDay News) -- Los lanzadores que empiezan a jugar en las Grandes Ligas de Béisbol (MLB) cuando son jóvenes podrían tener un riesgo más alto de necesitar una cirugía del codo en un momento posterior de su carrera, según un nuevo estudio.

Los investigadores observaron a 168 lanzadores que pasaron una temporada en la MLB y más tarde se sometieron a una cirugía para reparar un ligamento colateral ulnar (LCU) roto en el codo del brazo con el que lanzan.

Compararon a estos jugadores con 178 lanzadores de la MLB de la misma edad que no se sometieron a una reconstrucción del LCU, lo que se conoce como la cirugía de "Tommy John".

Aproximadamente el 60 por ciento de los lanzadores que requirieron la reconstrucción del LCU se sometieron a la cirugía en algún momento de los primeros 5 años en la MLB. En comparación con los lanzadores que no se sometieron a la cirugía, los que lo hicieron tenían una mayor experiencia en la MLB a la misma edad, lo que sugiere que el estrés en el brazo sufrido en los años previos jugando en la MLB contribuyó al daño en el codo, dijeron los autores del estudio.

Los investigadores también hallaron que los lanzadores que entraron en la MLB siendo más jóvenes parecían tener más probabilidades de necesitar una reconstrucción del LCU. Además, el estudio halló que el 87 por ciento de los lanzadores que se sometieron a una reconstrucción del LCU regresaron a la MLB, pero sufrieron una reducción significativa en el rendimiento a su vuelta.

"Nuestros resultados sugieren que la cirugía de reconstrucción del LCU hace un gran trabajo al permitir a los jugadores regresar al mismo nivel de juego, pero también indican una reducción en el rendimiento del lanzamiento tras realizar la reconstrucción", afirmó el autor principal del estudio, el Dr. Robert Keller, del Hospital Henry Ford de Detroit, en un comunicado de prensa de la Asociación Ortopédica Americana para la Medicina del Deporte (American Orthopaedic Society for Sports Medicine, AOSSM).

"También hallamos que el rendimiento del lanzamiento sufre una reducción estadísticamente significativa el año anterior a la cirugía reconstructiva, y se descubrió que esta reducción era un factor de riesgo de la necesidad de la cirugía", explicó Keller.

"Tener preparadores físicos y médicos en el equipo que observen de cerca cuándo las estadísticas del rendimiento de los jugadores al lanzar empiezan a empeorar podría permitir empezar a tomar medidas con un lanzador antes de sea necesaria la cirugía", sugirió Keller. "Nuestro estudio también enfatiza la necesidad de que los niños no usen en exceso sus brazos al principio de su carrera como lanzadores", añadió.

Los resultados del estudio se presentaron el jueves en la reunión anual de la AOSSM. Los estudios presentados en reuniones generalmente se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

El LCU está situado en la parte interior del codo y conecta el hueso de la parte superior del brazo con un hueso del antebrazo. La cirugía de "Tommy John" se llama así en honra al ex lanzador de Los Ángeles Dodgers, Tommy John, que fue el primer jugador de béisbol que se sometió a dicho procedimiento en el año 1974.

Más información

La Universidad de Ciencia y Salud de Oregón dispone de más información sobre la cirugía de Tommy John.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

Return to top