A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Womens Health logo

Noticias

divider line
health day

Muchas mujeres obesas se enfrentan al estigma todos los días, halla un estudio

LUNES, 7 de julio de 2014 (HealthDay News) -- Las mujeres con sobrepeso y obesas son propensas a experimentar a diario insultos y humillaciones frecuentes de parte de desconocidos, familiares y amigos, según un estudio reciente.

Cincuenta mujeres con sobrepeso y obesas llevaron diarios durante toda una semana que reportaron un total de 1,077 eventos de "estigmatización del peso", con un promedio de tres eventos negativos por individuo durante los siete días.

"La obesidad se conecta con varios estereotipos sociales en nuestra sociedad: con tener menos aguante y energía, con ser menos competente, y con parecer menos simpático", señaló Jason Seacat, autor líder del estudio y profesor asociado de psicología de la Universidad del Oeste de Nueva Inglaterra en Springfield, Massachusetts. "Mientras más pesa un individuo, a más estigma se enfrenta".

Las anotaciones de las mujeres en los diarios mostraron varios tipos de estigmatización por el peso: barreras físicas (el 84 por ciento), comentarios malintencionados (el 74 por ciento), que las miraran fijamente (el 72 por ciento) y que "los demás hicieran suposiciones negativas" (el 72 por ciento).

Una participante anotó en su diario que "la madre de mi novio me negó acceso a la comida, y también dijo que estaba tan gorda porque era perezosa". Otra escribió "fui con unas amigas a una fiesta para una madre embarazada. Primero fui a un McDonald's para que la gente no me viera comer más de lo que debería".

Seacat, que se enfocó anteriormente en el estigma asociado con el VIH y el SIDA, se interesó por primera vez en estudiar la estigmatización del peso y la obesidad un día cuando estaba haciendo ejercicio en el gimnasio. Vio a una mujer de 300 libras (136 kilos) llegar al gimnasio, y entonces vio a un grupo de adolescentes señalarla y reírse de ella. La mujer salió de inmediato.

"Pensé que era triste que haya gente con buenas intenciones que desean hacer cosas saludables, y que las personas lo dificulten", recordó Seacat.

Es un problema al que se enfrentan muchas personas. Más de dos tercios de los adultos estadounidenses tienen sobrepeso o son obesos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

La dificultad para las personas con sobrepeso es que su problema es inmediatamente visible para los demás. "Casi todo el mundo tiene algún problema de salud, pero la obesidad es algo que se lleva por fuera", comentó Ted Kyle, asesor de defensoría de la Sociedad de la Obesidad (Obesity Society).

Los autores del estudio anotaron que aunque las actividades saludables como mantener una dieta saludable y el ejercicio son difíciles para la mayoría de personas, cuando se añade la estigmatización del peso a esa situación, esas metas podrían volverse imposibles.

Kyle dijo que hace poco estaba en un elevador en Capitol Hill cuando una persona obesa que aparentemente tenía prisa por ver a un senador llegó corriendo. Alguien en el elevador le dijo que las escaleras serían una opción más saludable. "Para muchas personas con sobrepeso, la vida es una serie de insultos como ese, pequeños, pero que se suman", lamentó Kyle.

¿Por qué son a veces las personas groseras con los que tienen sobrepeso? Kyle dijo que con frecuencia tienen la idea errónea de que están ayudando a alguien al señalar el problema. "La gente cree que tiene permiso, algunas sienten que tienen la obligación, de ofrecer comentarios o consejos no solicitados".

Para el estudio, los investigadores reclutaron a 50 mujeres a través de sitios web y foros de discusión relacionados con el peso. La mayoría de las mujeres eran blancas, y su edad promedio era de 38 años. Se les informó a las mujeres que el propósito del estudio era recolectar información sobre las experiencias diarias con el estigma y la discriminación relacionados con el peso.

A través de una encuesta en internet, las mujeres proveyeron información básica como la edad, el nivel de educación, el estado civil, la raza/etnia, la estatura y el peso, y los patrones de ejercicio. También registraron sus actividades cotidianas. Los participantes anotaron si ocurrieron eventos de estigmatización de varios tipos distintos, o no. Por ejemplo: "Un niño se burló de usted por su peso", o "Su cónyuge o pareja le insultó", o "Unos desconocidos le sugirieron que hiciera una dieta".

El estigma se definió como cualquier forma de tratamiento o evaluación negativos que habían ocurrido en ese día y que las participantes pensaban que había sucedido debido a su peso.

Los investigadores hallaron que el índice de masa corporal (el IMC, una proporción entre el peso y la estatura) era el factor más significativo asociado con todas las formas de estigma, excepto el provocado por las relaciones interpersonales. También observaron que las mujeres tendían a reportar más estigmatización cuando participaban con más frecuencia en actividades con otras personas.

Kyle anotó que el estudio tenía ciertas limitaciones porque era pequeño, solo incluyó a mujeres y la mayoría de mujeres eran blancas.

En cuanto a qué se debe hacer para reducir la estigmatización de los que tienen sobrepeso, Seacat dijo que hay que empoderarlos. "Debemos darles las habilidades y el coraje para enfrentarse a esas barreras diarias con las que se encuentran y seguir adelante".

El estudio aparece en una edición reciente de la revista Journal of Health Psychology.

Más información

Para más información sobre tener sobrepeso o ser obeso, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

Return to top