A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Womens Health logo

Noticias

divider line
health day

Las visitas domiciliarias de enfermería podrían mejorar la supervivencia de madres y bebés

LUNES, 7 de julio de 2014 (HealthDay News) -- Las visitas domiciliarias de enfermería durante el embarazo y los dos primeros años de vida del niño ayudan a mejorar las probabilidades de supervivencia tanto para las madres como para sus hijos, según una investigación reciente.

El estudio dio seguimiento a más de 1,100 parejas de madre e hijo de vecindarios urbanos pobres de Memphis, Tennessee, durante dos décadas. Las mujeres pobres tienen unas tasas de mortalidad mucho más altas que las mujeres más ricas, según la información de respaldo del estudio. Y sus hijos son más propensos a morir por accidentes, homicidio y síndrome de muerte súbita del lactante, han mostrado las investigaciones.

"Con frecuencia, esas madres viven en los márgenes de la sociedad", señaló el investigador del estudio, David Olds, profesor de pediatría de la Universidad de Colorado, en Aurora. "Y ahora sabemos que si llegamos a ellas e interactuamos, podemos lograr una gran diferencia en la salud y el desarrollo de los madres y de los niños, lo que incluye la supervivencia".

El estudio, que aparece en línea el 7 de julio en la revista JAMA Pediatrics, comenzó en 1990. Los investigadores asignaron a las madres embarazadas primerizas a cuatro grupos de tratamiento.

Un grupo solo recibió el transporte para la atención prenatal. Otro recibió el transporte y pruebas de detección para los bebés y los niños pequeños, para evaluar su desarrollo. Un tercer grupo recibió transporte y visitas a domicilio. Un cuarto grupo recibió todos los servicios.

Las madres sin visitas a domicilio tuvieron unas tres veces más probabilidades de morir durante el periodo de seguimiento que las mujeres que recibieron visitas de enfermería, halló Olds. Alrededor del 3.7 por ciento de las que no recibieron visitas murieron, en comparación con el 1.3 por ciento de las que recibieron todos los servicios, lo que incluyó visitas de enfermería.

Los niños también se beneficiaron. Para los 20 años de edad, aquellos cuyas madres recibieron todos los servicios seguían con vida, mientras que el 1.6 por ciento de los niños cuyas madres solo recibieron el transporte y las pruebas habían muerto, halló el estudio.

Los resultados no sorprendieron al Dr. David Méndez, neonatólogo encargado del Hospital Pediátrico de Miami, en Florida.

"A veces un par adicional de manos, un par adicional de ojos que ven lo que sucede en la casa con el nuevo bebé pueden resultar importantes", aseguró Méndez, quien no participó en el estudio.

"Las enfermeras quizá tienen un rol similar a lo que hace una buena abuela", comentó. "Pudieron dar a la madre claves sobre cuándo a los bebés no les va tan bien [y quizá necesitaban ayuda médica]".

El programa, conocido como la Asociación entre enfermeras y familias (Nurse-Family Partnership) funciona en unas 500 ciudades, dijo Olds. "Está programado que las enfermeras realicen visitas más o menos una vez cada dos semanas durante el embarazo, y una vez a la semana durante las seis primeras semanas tras el parto, y luego esencialmente cada dos semanas hasta que el bebé tenga dos años de edad", señaló Olds.

En este estudio, las enfermeras realizaron alrededor de la mitad de esas visitas, dijo. En algunos casos, las reuniones se dificultaban porque algunas de las madres se habían quedado sin casa y llegar a ellas era difícil, comentó.

Durante la visita, las enfermeras hablaban sobre cómo tener un embarazo sano y cómo estar atentas a las necesidades del niño, entre otros temas. En promedio, el programa con fondos públicos costó unos 9,000 dólares por familia durante los 2.5 años de inscripción, señaló Olds.

Según un análisis, el rendimiento en ahorros por hospitalizaciones y otros servicios de atención médica no necesarios fue de alrededor de 5.70 dólares por cada dólar gastado, apuntó.

El programa tiene varias fuentes de financiación, dijo. Algunas mujeres han sido cubiertas por la Ley del Cuidado Médico a Bajo Precio. Otras son respaldadas por varios fondos estatales, dijo.

El vínculo entre las visitas domiciliarias y una mejor supervivencia es muy fuerte, aseguró Olds, aunque no puede afirmar con certeza que se trate de una relación causal.

Pero "en este estudio, dentro de los límites de las probabilidades estadísticas, podemos decir con un índice de confianza del 95 por ciento que las madres y los niños visitados por las enfermeras tenían menos probabilidades de morir", apuntó. "Eso es caso lo mejor que se puede hacer".

Más información

Para más información sobre el periodo prenatal, visite la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

Return to top