A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Womens Health logo

Noticias

divider line
health day

Los genes de 'la práctica hace maestros' podrían ser la clave de los grandes músicos

LUNES, 7 de julio de 2014 (HealthDay News) -- Chopin, Vivaldi y Bach podrían haber tenido un talento natural para la música, y algo más. Un nuevo estudio sugiere que los músicos experimentados están programados genéticamente para dedicar las muchas horas de práctica que son necesarias a fin de convertirse en un músico dotado.

Los hallazgos se suman a las evidencias cada vez más numerosas de que tanto la naturaleza como la educación contribuyen a que se llegue a ser un experto, según los investigadores.

"El debate de la naturaleza frente a la educación ha sido acalorado desde el principio de la psicología", afirmó el líder del estudio, Zach Hambrick, profesor de psicología en la Universidad Estatal de Michigan, en un comunicado de prensa de la universidad. "Esto hace que sea muy claro que se trata de ambas cosas. No solamente en el sentido de que tanto la naturaleza como la educación contribuyen, sino que interactúan la una con la otra".

Hambrick y sus colaboradores observaron a 850 parejas de gemelos y hallaron que los músicos experimentados practicaban mucho más que los que no habían conseguido el mismo nivel de talento musical, según el estudio publicado en línea en la edición de junio de la revista Psychonomic Bulletin & Review.

Al comparar los gemelos idénticos (que comparten el 100 por ciento de los genes) y los mellizos (que comparten el 50 por ciento de los genes), los investigadores concluyeron que la tendencia a practicar más dependía parcialmente de la genética.

En cuanto a los logros musicales, también hallaron que los genes tenían un efecto mayor en los que practicaban que en los que no.

Los hallazgos desafían la idea ampliamente compartida de que una falta de habilidad natural puede superarse con la suficiente práctica y/o entrenamiento, según los autores del estudio.

"En contra de la idea de que los efectos de la genética desaparecen conforme se practica cada vez más, descubrimos que la genética cobra más importancia en la explicación de las diferencias en cuanto al rendimiento musical de las personas conforme practican", dijo Hambrick.

Más información

La Universidad de Washington ofrece un resumen sobre la música y el cerebro.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

Return to top