A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Womens Health logo

Noticias

divider line
health day

La recuperación de una conmoción cerebral se puede revertir tras volver a la actividad, muestra un estudio

JUEVES, 28 de agosto de 2014 (HealthDay News) -- Los deportistas que parecen haberse recuperado de una conmoción cerebral podrían en realidad mostrar un empeoramiento sutil en una capacidad mental en particular tras volver a hacer ejercicio, sugiere un estudio de tamaño reducido.

Los hallazgos provienen de un estudio con 19 deportistas de secundaria que sufrieron una conmoción cerebral y que obtuvieron la autorización del médico para regresar a la actividad física, que con mayor frecuencia era el fútbol americano, aunque unos pocos estaban en equipos de fútbol, lucha libre o vóleibol.

Los investigadores hallaron que en 12 de esos deportistas, una capacidad mental en particular que había mejorado tras la conmoción se revirtió cuando volvieron a activarse.

En concreto, la capacidad de los deportistas de caminar y realizar tareas mentales sencillas de forma simultánea sufrió una "regresión", informan los investigadores en la revista Medicine & Science in Sports & Exercise.

En términos de la vida real, eso significa que caminar por la calle mientras se habla con un amigo resultaría un poco más difícil, explicó Li-Shan Chou, uno de los investigadores del estudio.

El cambio sería demasiado sutil como para que una persona en realidad lo notara, apuntó Chou, profesor de fisiología humana de la Universidad de Oregón, en Eugene.

Pero Chou y sus colaboradores pudieron detectar la regresión en pruebas de laboratorio en que los deportistas caminaban mientras realizaban tareas mentales básicas, como escuchar una palabra hablada, y luego decir si tenía un tono alto o bajo.

¿Qué quiere decir todo esto? Eso no está claro, apuntó Kenneth Podell, un experto en conmociones cerebrales que no participó en el estudio.

Por un lado, dado que el grupo del estudio fue tan pequeño, los hallazgos deben replicarse en estudios de mayor tamaño para saber si son "reales", según Podell, codirector del Centro Metodista de las Conmociones Cerebrales de Houston, en Texas.

También cuestionó cómo los deportistas pudieron mostrar una mejora en su rendimiento en la prueba al principio, cuando tenían "la peor conmoción", y luego empeorar después de que todas las señales y síntomas hubiesen mejorado.

Chou se mostró de acuerdo en que las implicaciones de sus hallazgos no son claras. Por ahora, dijo que el estudio resalta la importancia de dar a las conmociones un tiempo para que se curen.

"Tenga paciencia, y dele al cerebro tiempo de recuperarse", añadió Chou.

Según la Academia Americana de Neurología (American Academy of Neurology, AAN), cada año más de un millón de deportistas de Estados Unidos sufren una conmoción cerebral.

Entre los síntomas de la conmoción están el dolor de cabeza, mareo, náuseas, un zumbido en los oídos, la fatiga y la confusión, aunque estos problemas podrían no hacerse perceptibles hasta horas después del golpe en la cabeza. Y al contrario de lo que la gente cree, las conmociones en general no provocan la pérdida de la conciencia.

Cuando los deportistas se están recuperando de una conmoción cerebral, el "estándar de atención" es que vuelvan de forma gradual a la actividad física antes de poder volver al campo, apuntó Podell.

De hecho, los 50 estados y el Distrito de Columbia cuentan actualmente con algún tipo de ley sobre las conmociones cerebrales en los jóvenes, para proteger a los deportistas de volver al campo demasiado pronto.

Pero no hay un "calendario fijo" para el regreso seguro al juego, según la AAN. Y juzgar la recuperación es algo subjetivo, apuntó Chou, porque conlleva preguntar al paciente cómo se siente.

Los hallazgos actuales se basan en 19 deportistas de secundaria que fueron evaluados de forma periódica durante dos meses tras sufrir una conmoción cerebral. En ese periodo, todos volvieron a la actividad física con la autorización del médico.

El equipo de Chou halló que una vez estaban activos de nuevo, 12 de los deportistas mostraron cierta regresión en su capacidad de caminar y realizar tareas mentales de forma simultánea. El problema apareció como un cambio sutil en la velocidad de su paso o su equilibrio.

Aún así, Podell dijo que no está claro cómo interpretarlo. Incluso si el paso de los deportistas tuvo una regresión cuando comenzaron con la actividad física, quizá estuviera "bien" para cuando volvieron al deporte, anotó.

"La moraleja es que volver tras una conmoción es complejo, y la mejor práctica clínica llama a un regreso lento y gradual bajo la guía de profesionales", enfatizó Podell.

Pero no solo la actividad física importa, agregó. Los niños con conmociones deben también descansar del estrés mental, y volver al trabajo escolar de forma gradual.

"Que un deportista estudiantil esté listo para hacer ejercicio no significa que esté listo del todo para una carga escolar completa", advirtió Podell.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre volver a hacer deporte tras una conmoción cerebral.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

Return to top