A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Womens Health logo

Noticias

divider line
health day

Las focas y los leones marinos ayudaron a la propagación de la TB por el mundo, halla un estudio

MIÉRCOLES, 20 de agosto de 2014 (HealthDay News) -- Una investigación reciente revela que, hace mucho, los mamíferos marinos podrían haber tenido un rol en la propagación global de la enfermedad infecciosa conocida como tuberculosis (TB).

Las cepas antiguas de TB se propagaron de personas que vivían en África a las focas y a los leones marinos, que entonces las propagaron a personas en Sudamérica hace miles de años, según un equipo internacional de investigadores.

"La tuberculosis es una enfermedad que está en aumento de nuevo en todo el mundo. Este estudio y más investigaciones nos ayudarán a comprender cómo la enfermedad se transmite y cómo podría evolucionar", comentó en un comunicado de prensa de la Universidad Estatal de Arizona una colaboradora del estudio, Jane Buikstra, directora del Centro de Investigación Bioarqueológica de la universidad.

Además de ofrecer nueva información sobre una de las infecciones más persistentes y letales, los hallazgos podrían ayudar a mejorar la comprensión sobre cómo otras enfermedades infecciosas, como el SRAS (síndrome respiratorio agudo severo), el SROM (síndrome respiratorio de Oriente Medio) y el VIH, se transmiten entre las especies y cómo se propagan, afirmaron los investigadores.

El equipo del estudio concluyó que la TB se propagó de personas en África a las focas y a los leones marinos hace unos 6,000 años. Entonces, los mamíferos marinos la llevaron a Sudamérica y la transmitieron a las personas 5,000 años después.

Pero esas etapas más antiguas de tuberculosis fueron reemplazadas del todo por otras cepas de la enfermedad después de la llegada de los europeos a América. Las cepas modernas de TB tienen una mayor relación con las halladas en Europa, según el informe, que aparece en la edición del 20 de agosto de la revista Nature.

"Hallamos que las cepas de tuberculosis [más antiguas] se relacionaban más de cerca con las cepas en los pinnípedos, que son las focas y los leones marinos", señaló en el comunicado de prensa Anne Stone, profesora de la Facultad de Evolución Humana y Cambio Social de la Universidad Estatal de Arizona.

"Lo que hallamos fue realmente sorprendente. Las cepas antiguas eran distintas de todas las cepas de TB adaptadas a los humanos", añadió.

Kelly Harkins, autora coprincipal del estudio, apuntó en el comunicado de prensa que "nos sorprendió a todos que la TB, que antes se creía que se había propagado por todo el mundo con los antiguos eventos migratorios humanos, es de hecho una enfermedad relativamente joven". Harkins se graduó hace poco de un doctorado en el Centro de Investigación Bioarqueológica de la universidad.

Otra autora coprincipal, Kirsten Bos, miembro postdoctoral de la Universidad de Tubinga en Alemania, añadió que "un prospecto atractivo para la investigación futura será determinar la relación de esas formas más antiguas con las que circulan en la actualidad, y las que se aíslan de otros restos antiguos".

La TB acaba con las vidas de entre 1 y 2 millones de personas en todo el mundo al año. Las bacterias que provocan la tuberculosis se propagan de una persona a otra a través de minúsculas gotas expelidas al aire cuando una persona infectada tose o estornuda.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. tiene más información sobre la tuberculosis.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

Return to top