A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Womens Health logo
Noticias
divider line
health day

Un nuevo tratamiento de fertilidad consigue el nacimiento de su primer bebé, informan los investigadores

LUNES, 30 de septiembre (HealthDay News) -- Un tratamiento de fertilidad innovador para las mujeres con insuficiencia ovárica precoz ha conseguido su primera historia con final feliz, un bebé aparentemente sano nacido en Japón, informan los investigadores.

La madre del niño, de 30 años de edad, sufría de insuficiencia ovárica precoz, una enfermedad que desencadena los síntomas de la menopausia antes de los 40 años de edad y que provoca una carencia de folículos ováricos con óvulos, indicaron los autores del estudio.

En el procedimiento experimental se extirpan los ovarios de la madre, se cortan en pequeños cubos y más tarde se les vuelve a implantar en su abdomen tras haber tratado los trozos de los ovarios con medicamentos que estimulan la creación de óvulos.

27 mujeres se sometieron al tratamiento en Japón como parte del estudio y los investigadores pudieron recoger óvulos maduros de cinco de ellas. Los óvulos eran entonces fertilizados con el esperma del marido y trasplantado de nuevo a las mujeres. Otra participante está embarazada en la actualidad.

"Me he sentido ansioso todo el tiempo [con respecto al tratamiento]. . . pero cuando vi al primer bebé sano, mi ansiedad se convirtió en alegría. La pareja y yo nos abrazamos llorando", comentó el autor del estudio, el Dr. Kazuhiro Kawamura, director del Centro de Reproducción de la Facultad de Medicina de la Universidad de Marianna en Kanagawa, Japón.

"Aunque esperamos que nuestro enfoque esté ampliamente disponible a nivel mundial, es muy difícil repetirlo siguiendo simplemente el documento publicado", añadió Kawamura, que colaboró en la investigación con científicos de la Universidad de Stanford, en California. "Ahora mismo estamos pensando en ofrecer un curso de formación para esta técnica de fertilidad en Japón".

El estudio aparece en la edición en línea del 30 de septiembre de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Aproximadamente el 1 por ciento de las mujeres en edad reproductiva sufren de infertilidad por insuficiencia ovárica precoz, según los autores del estudio. Si la nueva técnica de tratamiento para estas mujeres (que en la actualidad necesitan donantes de óvulos para quedar embarazadas) estuviera ampliamente disponible, probablemente costaría al menos 15,000 dólares, comentó Kawamura.

En un proceso llamado fragmentación ovárica, Kawamura y sus colaboradores extirparon de forma laparoscópica los ovarios a las participantes, los cortaron en tiras, los fragmentaron en pequeños cubos y realizaron un tratamiento a los cubos con medicamentos que estimulaban el crecimiento de los folículos durante dos días.

Los cubos tratados eran trasplantados en las trompas de Falopio de las mujeres y se trataba a las mujeres con hormonas para estimular la producción de óvulos. Se recuperaron óvulos maduros de cinco mujeres, en quienes se implantaron los embriones después de realizar una fertilización in vitro.

"Desarrollé esta técnica de fertilidad en base a mi [experiencia] y conocimiento como científico básico y como médico", señaló Kawamura. "En función de nuestros hallazgos previos, confiaba en que este enfoque podría funcionar clínicamente".

Los investigadores tienen planeado investigar si la técnica también puede ayudar a las mujeres con menopausia precoz provocada por la quimioterapia o la radiación para el tratamiento del cáncer y a otras mujeres con problemas de fertilidad de 40 a 45 años.

La Dra. Hailey Hall, gineco-obstetra del Hospital Metodista de Houston, en Texas, calificó la investigación como "emocionante" y afirmó que da esperanzas a las pacientes con infertilidad, sobre todo a las que sufren de insuficiencia ovárica precoz. Sin embargo, advirtió que pueden pasar décadas para determinar cualquier riesgo potencial a largo plazo del procedimiento, para la madre o para el bebé.

Kawamura afirmó que creía que la técnica conllevaba solo los riesgos habituales de la cirugía por laparoscopia, y que no afecta a los cromosomas de los óvulos.

Hall espera que "pase un tiempo antes de que el tratamiento esté disponible comercialmente", comentó. "Representa la esperanza. Las mujeres que están intentando decidir en este mismo momento si quieren usar unos óvulos donados, tendrán otra alternativa para tener la familia con la que sueñan".

Más información

Los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. ofrecen más información sobre las técnicas de reproducción asistida.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

Return to top