A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Womens Health logo
Noticias
divider line
health day

Muy pocas niñas se vacunan contra el VPH, según los CDC

JUEVES, 25 de julio (HealthDay News) -- Los esfuerzos por vacunar a las niñas contra el virus del papiloma humano (VPH), que provoca cáncer, se han estancado, anunciaron el jueves las autoridades del Centro para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Las tasas de vacunación entre las niñas adolescentes permanecieron más o menos iguales entre 2011 y 2012, en alrededor del 53 por ciento de niñas que recibieron al menos una dosis, según los resultados de una encuesta, publicados en la edición del 26 de julio de la revista de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report.

Apenas un tercio de todas las niñas han recibido la serie completa de tres dosis, una tasa que en realidad declinó ligeramente entre 2011 y 2012.

"Estamos fallando", lamentó el Dr. Tom Frieden, director de los CDC. "Estamos pasando por alto oportunidades de administrar la vacuna contra el VPH, y eso debe cambiar para proteger a las niñas del cáncer del cuello uterino".

La noticia es particularmente desalentadora dado que el mes pasado los CDC publicaron hallazgos que mostraban que la vacuna contra el VPH es más efectiva de lo que se pensaba, ya que las vacunas resultan en un descenso más grande de lo esperado en la prevalencia del virus, señaló Frieden.

Las vacunas contra el VPH Cervarix y Gardasil protegen de las cepas del virus responsables del 70 por ciento de todos los casos de cáncer del cuello uterino. La vacunación se recomienda a los 11 o 12 años.

Los CDC estiman que 4,400 mujeres adicionales serán diagnosticadas con cáncer del cuello uterino, y 1,400 muertes por cáncer de cuello uterino ocurrirán por cada año en que la cobertura de las tres dosis permanezca en un 33 por ciento en lugar de alcanzar el objetivo de cobertura del 80 por ciento.

Aproximadamente 79 millones de estadounidenses están infectados actualmente con el VPH, y 14 millones más adquieren una infección nueva cada año, según los CDC. El VPH es tan común que casi todos los hombres y mujeres sexualmente activos contraerán al menos un tipo de VPH en algún momento de sus vidas.

El problema no es la disponibilidad de la vacuna, según el informe de los CDC. Padres y médicos están simplemente pasando por alto las oportunidades de vacunar a las niñas contra el VPH.

Alrededor del 84 por ciento de las niñas de once años habían tenido una consulta médica en que habían recibido otra vacuna, pero no la del VPH, halló la encuesta anual sobre la vacunación. Si se hubiera administrado la vacuna contra el VPH al mismo tiempo, la tasa de cobertura actual superaría el 92 por ciento, anotaron los funcionarios.

"Las niñas están en el consultorio médico, están recibiendo otra vacuna, pero no están recibiendo la segunda ni la tercera dosis de la vacuna contra el VPH", lamentó Frieden. "Los médicos deben recomendar esta vacuna igual que hacen con las demás, para asegurar que se administre cada vez que haya una oportunidad".

Uno de cada cuatro padres declaró a los CDC que no tiene intención de vacunar a sus hijas contra el VPH. Cuando se les preguntó el motivo, los padres ofrecieron una variedad de respuestas:

  • El 19 por ciento dijeron que la vacuna no es necesaria.
  • El 14 por ciento dijeron que el médico no les había recomendado la vacuna.
  • El 13 por ciento dijeron que tenían inquietudes de seguridad respecto a la vacuna.
  • El 13 por ciento dijeron que no conocían ni la vacuna ni la enfermedad.
  • El 10 por ciento dijeron que sus hijas no necesitaban la vacuna porque no eran sexualmente activas.

Aunque el VPH es un virus de transmisión sexual, las autoridades de salud pública dicen que es importante que tanto chicas como chicos se vacunen a una edad temprana para que su respuesta inmunitaria esté al máximo cuando inicien la actividad sexual.

En los primeros días de la vacuna contra el VPH, los padres mostraban ciertas reservas sobre administrar la vacuna a niños que no son sexualmente activos, pero el presidente de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics), el Dr. Thomas McInerny, aseguró que esas preocupaciones se están calmando.

"Los padres comienzan a entender que se trata de una vacuna contra el cáncer, que es importante administrarla a esta edad, y que no se trata de la sexualidad", comentó McInerny.

Frieden se mostró de acuerdo, y anotó que varios estudios han hallado que los niños vacunados contra el VPH no son más promiscuos que los niños que han prescindido de la vacuna.

"La vacuna contra el VPH no le abre las puertas a las relaciones sexuales", enfatizó Frieden. "La vacuna contra el VPH le cierra las puertas al cáncer".

La mayoría de planes de salud cubren actualmente la vacuna contra el VPH, y tras la Ley de Atención Asequible, muchos proveen la vacuna sin copagos ni deducibles.

"No creemos que el costo sea una barrera, y no aparece como un problema importante en nuestra encuesta", comentó la Dra. Anne Schuchat, del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias de los CDC. "Es una de las respuestas que podrían ofrecer, pero no la vemos".

La vacuna contra el VPH tiene un firme historial de seguridad, según los CDC.

Entre junio de 2006 y marzo de 2013, en EE. UU. se distribuyeron unos 56 millones de dosis de Gardasil, la vacuna contra el VPH más popular, según el informe. Esas dosis han resultado en apenas 21,194 casos de reacciones adversas a la vacuna, de los cuales el 92 por ciento se clasificaron como efectos secundarios no graves. Los informes sobre reacciones adversas han disminuido de forma constante desde 2009.

Más información

Para más información sobre la vacuna contra el VPH, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

Return to top