A project of the U.S. Department of Health and Human Services Office on Women's Health

Skip Navigation

Womens Health logo
Noticias
divider line
health day

Los científicos detectan unas nuevas 'vías' cerebrales posiblemente vinculadas con el Alzheimer

MIÉRCOLES, 24 de julio (HealthDay News) -- Hace mucho que los médicos saben que las personas con genes que producen una molécula transportadora del colesterol conocida como APOE4 tienen un riesgo particularmente alto de Alzheimer. Ahora creen saber el motivo.

Los investigadores afirman haber descubierto unas vías moleculares claves en funcionamiento dentro de las células cerebrales, que parecen alterarse ante la presencia de la APOE4.

El hallazgo podría llevar algún día a aplicaciones prácticas para los pacientes, porque apunta a nuevos objetivos farmacológicos potenciales para la enfermedad de Alzheimer. Se calcula que, actualmente, la enfermedad que destruye el cerebro afecta a unos cinco millones de estadounidenses, y no tiene un tratamiento efectivo.

Las vías cerebrales recién descubiertas también ayudan a explicar por qué los portadores de la APOE4, que tienen entre tres y diez veces más riesgo de desarrollar Alzheimer frente a las personas que no portan el gen, no siempre llegan a desarrollar la pérdida de la memoria, a pesar de su predisposición.

"Estamos realmente emocionados, pero hace falta hacer mucho más antes de que esto se pueda usar en la clínica", apuntó el autor del estudio, el Dr. Asa Abeliovich, neurocientífico de la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York.

Para la investigación, Abeliovich y su equipo aplicaron grandes herramientas de datos a la ciencia para buscar patrones en los cambios en la actividad genética de cien personas que portaban el gen APOE4 y cien personas que no.

Para evitar que los cambios genéticos causados por la enfermedad misma afectaran los resultados, solo observaron muestras de tejido de personas que aún no habían desarrollado síntomas.

El equipo de Abeliovich halló cambios en la expresión de 215 genes entre los portadores y los no portadores de la APOE4. De éstos, identificaron a 20 que parecían ser los "reguladores maestros" de procesos claves dentro de las células.

"Son candidatos que nos muestran la imagen oculta. Están algo modificados en la forma en que funcionan dentro del contexto de la enfermedad", explicó Abeliovich.

Al menos dos de éstos (el SV2A y el RNF219) parecen cambiar la forma en que trabajan dependiendo del tipo de apolipoproteína E con que se encuentran dentro de las células.

La apolipoproteína E, o APOE, es una molécula que saca el colesterol del cuerpo. Hay tres formas importantes de este portador del colesterol, la APOE2, la APOE3 y la APOE4. Las personas que producen la APOE4 están en mayor riesgo de Alzheimer, las personas que producen la APOE3 tienen un riesgo neutral o intermedio y las personas que producen la APOE2 parecen estar en menor riesgo de desarrollar la enfermedad. Nadie ha entendido por qué esas moléculas parecen ser tan importantes en el desarrollo de la enfermedad.

Cuando la APOE se vincula con un receptor en la superficie de las células, el receptor también agarra a una molécula conocida como "proteína precursora de la amiloidea" y mueve todo el paquete al interior de la célula.

La nueva investigación muestra que ante la presencia de la APOE4, la célula parece cambiar la forma en que procesa a la proteína precursora de la amiloidea.

"La APOE4 cambia la conducta de [los genes] SV2A y RFN219", dijo Abeliovich. "Pasan de ser polis buenos a ser polis malos, y la proteína precursora de la amiloidea y otras proteínas terminan en partes desafortunadas de la célula, donde se convierten en beta amiloidea", comentó.

Una acumulación de la proteína beta amiloidea en el cerebro es una característica bien conocida de la enfermedad de Alzheimer.

Un experto que no participó en la investigación dijo que los hallazgos dan a los científicos una nueva pista importante sobre el rompecabezas del Alzheimer.

"El rol de la APOE4 en el aumento del riesgo de Alzheimer ha sido un molesto problema durante 20 años. El gen aumenta de forma robusta la acumulación de amiloidea en los modelos con ratones, pero no se ha formulado ninguna explicación molecular o celular consistente", explicó el Dr. Sam Gandy, director del Centro Mount Sinai de Salud Cognitiva, en la ciudad de Nueva York.

Gandy dijo que el nuevo estudio muestra ahora que la APOE4 provoca perturbaciones en el procesamiento de las proteínas precursoras amiloideas dentro de las células, y que esas perturbaciones "aparentemente hacen que las células nerviosas produzcan demasiada amiloidea".

En un paso adicional, los investigadores intentaron bloquear la acción del SV2A con un fármaco llamado levetiracetam, que se usa para tratar convulsiones. En ese experimento, las células en una placa de laboratorio procesaron la proteína precursora amiloidea de forma más normal, incluso ante la presencia de la APOE4.

El hallazgo sugiere que la medicación podría tener un rol en la prevención de la enfermedad, aunque los investigadores apuntan que falta mucha más investigación para confirmar sus resultados.

Más información

Para más información sobre la genética del Alzheimer, visite el Instituto Nacional del Envejecimiento de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

Return to top