womens health dot gov
Un proyecto de la Oficina para la Salud de la Mujeren el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los E.E.U.U.

womenshealth.gov (en español) | 800-994-9662

Saltar navegación

Womens Health logo
Home page in English
divider line

Aprendiendo a amamantar

bebé la lactancia materna

Cómo se produce la leche materna

Saber cómo está compuesto el seno y de qué forma produce leche puede ayudarle a entender el proceso de la lactancia. El seno es una glándula compuesta por varias partes, entre ellas, tejido glandular, tejido conjuntivo, sangre, linfa, nervios y tejido adiposo. El tejido adiposo es el factor principal que determina el tamaño de los senos de una mujer. El tamaño de los senos no influye en la cantidad ni la calidad de la leche que produce una mujer.

diagrama de un seno

La leche es producida por células especiales dentro de los senos. Estas células reciben el nombre de alvéolos. Cuando los senos están más llenos e hipersensibles al tacto durante el embarazo, esta es una señal que los alvéolos están listos para trabajar. Algunas mujeres no sienten estos cambios en sus senos. Algunas mujeres experimentan cambios en los senos después del nacimiento de su bebé. Si tiene alguna pregunta sobre los cambios en sus senos, puede consultar a su médico o a una consejera de lactancia.

Los alvéolos producen leche en respuesta a la hormona prolactina, la cual aumenta cuando el bebé succiona. Otra hormona, la oxitocina, hace que pequeños músculos alrededor de las células se contraigan y empujen la leche a través de una serie de pequeños tubos denominados conductos lactíferos. Los conductos lactíferos se localizan debajo del pezón y la aréola, que es la piel oscura alrededor del pezón. La oxitocina también contrae el músculo del útero durante y después del parto. Esta hormona ayuda al útero a recobrar su tamaño original y disminuye cualquier sangrado que pueda tener una mujer después de dar a luz. La liberación de prolactina y oxitocina posiblemente sea responsable, en parte, del intenso deseo de una madre de estar con su bebé.

Volver al comienzo

Los bebés saben cómo acoplarse y alimentarse

¿Sabía que un bebé recién nacido que goza de buena salud y está alerta puede acoplarse al seno de la madre con poca o ninguna ayuda? Los bebés nacen sabiendo cómo encontrar el seno y succionar por sí solos. Todo lo que necesitan es la oportunidad de practicar. Cuanta más leche extraiga su bebé de los senos, más leche producirán estos. Inmediatamente después del parto, solicítele al personal del hospital posponer los procedimientos innecesarios, si es posible, y que le permitan a usted y a su pareja estar una o dos horas a solas con su bebé para mimarlo.

Aprendiendo a "bailar":

  • Aprender a amamantar es como aprender a bailar. Es mejor esperar hasta que usted y su bebé estén tranquilos. Sostenga a su bebé, que tenga puesto solo el pañal, piel a piel contra su pecho y en posición erguida, con la cabeza del bebé debajo de su barbilla. Su bebé estará cómodo en ese espacio acogedor entre sus senos. Puede pedirle a su pareja o a una enfermera que coloque una cobija alrededor de la espalda de su bebé, y que los cubran con cobertores. La temperatura de su piel aumentará para calentar a su bebé.
  • Háblele suavemente y masajéelo con movimientos y palmaditas delicadas.
  • Cuando esté despierto, su bebé moverá la cabeza hacia adelante y hacia atrás, buscando y sintiendo los senos con los labios y la boca. También es posible que su bebé la observe y establezca contacto visual. Este es un momento importante para que su bebé aprenda que usted es su madre, así que disfrute este tiempo especial hablándole o cantándole suavemente a su bebé.
  • Sostenga la nuca y los hombros del bebé con una mano, y la cadera con la otra mano, mientras el bebé se mueve para intentar encontrar su seno.

Usted puede ayudarle a su bebé en esa búsqueda del seno:

  • Sostenga a su bebé con los brazos de tal manera que ambos estén cómodos.
  • Deje que su seno cuelgue de manera natural y, cuando su bebé lo sienta con la mejilla, abrirá la boca ampliamente para tratar de alcanzar el pezón.
  • La cabeza de su bebé debe estar inclinada levemente hacia atrás para facilitarle succionar y tragar la leche. Al tener la cabeza hacia atrás y la boca abierta, la lengua del bebé se encuentra naturalmente abajo y lista para que el seno vaya sobre ella.
  • Al comienzo, usted notará que la nariz de su bebé está alineada en forma opuesta a su pezón. A medida que la barbilla de su bebé presione el seno, la boca bien abierta tomará una gran parte del seno para un acoplamiento profundo.
  • Deje que los brazos de su bebé abracen el seno.
  • No ponga sus manos sobre la cabeza del bebé. A medida que la cabeza se incline hacia atrás, usted puede sostener la parte superior de la espalda y los hombros de su bebé con la palma de la mano y acerca al bebé hacia usted.

La práctica hace al maestro:

  • Durante los primeros días y semanas de la lactancia, usted y su bebé están aprendiendo el proceso. Tómese su tiempo y sea paciente. Amamante tan frecuentemente como su bebé lo desee y durante el tiempo que lo desee. ¡Pronto serán expertos!
  • A medida que su bebé crezca, usted podrá sostenerlo cerca de su seno con la boca en el pezón y su bebé se acoplará fácilmente.
  • Lo que funciona bien durante una alimentación puede no funcionar bien en la siguiente. Pruebe diferentes posiciones hasta que encuentre la que funciona mejor para ambos.

Si su bebé tiene problemas para acoplarse:

Foto de cómo acercar a los bebés a pecho: Tickle labios del bebé para animarle a abrir de ancho.
1. Haga cosquillas en los labios del bebé para ayudar a que se abran ampliamente.
Foto de cómo acercar a los bebés a pecho: Saque a su bebé cerca de manera que la barbilla y la mandíbula inferior se mueve en su seno en primer lugar.
2. Acerque a su bebé de modo que la barbilla y la mandíbula inferior se muevan primero hacia su seno.
Foto de cómo acercar a los bebés a pecho: Ver el labio inferior y el objetivo que en la medida de la base del pezón como sea posible, por lo que el bebé tiene un gran bocado de pecho.
3. Observe el labio inferior y procure alejarlo tanto como sea posible de la base del pezón, de tal forma que el bebé tome una gran parte del seno con la boca.

Haga clic en el botón de inicio para una demostración

¿Qué pasa si...?

Usted siente dolor – Muchas madres informan que, al comienzo, sus senos están hipersensibles, hasta que ellas y sus bebés encuentran posiciones cómodas para amamantar y un buen acoplamiento. Una vez que se logra esto, la lactancia debería ser confortable. Si duele, es posible que su bebé esté succionando únicamente el pezón. Interrumpa delicadamente la succión del bebé colocando un dedo limpio en la comisura de la boca e intente de nuevo. Asimismo, el pezón no debe verse aplanado ni comprimido cuando salga de la boca de su bebé. Debe verse redondeado y alargado, o con la misma forma que tenía antes de amamantar.

Usted y su bebé están frustrados – Haga una pausa breve y sostenga a su bebé en una posición erguida. Considere sostenerlo piel a piel. Háblele, cántele u ofrézcale su dedo para que lo chupe y, así, reconfortarlo. Intente amamantarlo nuevamente al cabo de un rato.

Su bebé tiene una succión débil o únicamente hace movimientos leves de succión – Interrumpa la succión de su bebé e intente de nuevo. Es posible que su bebé no tenga un acoplamiento suficientemente profundo para extraer la leche del seno. Hable con una consejera de lactancia si la succión de su bebé se siente débil o si no está segura de si el bebé está recibiendo suficiente cantidad de leche. Su bebé podría tener algún problema de salud que esté causando una succión débil.

Tiene otras preocupacionesPara obtener ayuda, comuníquese con una consejera de lactancia, una madre consejera, una "doula" (asistente de parto) capacitada en amamantamiento o su médico.

Volver al comienzo

Señales de un buen acoplamiento

un bebé prenderse correctamente
Para amamantar a su bebé satisfactoriamente y para que usted se sienta cómoda, es importante que su bebé logre un buen acoplamiento. Durante los primeros días y semanas de la lactancia, es posible que necesite tiempo y paciencia hasta que su bebé se acople bien.

Video: Su bebé sabe cómo acoplarse

Haga clic aquí para jugar 'Su bebé sabe cómo acoplarse' video

Duración: 5 minutos, 4 segundos
Cortesía de Ameda

  • Lo que se siente es más importante que lo que se ve. El acoplamiento es cómodo para usted, sin que sienta dolor o pellizcos.
  • El pecho del bebé está contra su cuerpo y su bebé no tiene que girar la cabeza mientras está bebiendo.
  • Usted puede ver una pequeña parte de la aréola o ninguna parte, según el tamaño de su aréola y de la boca del bebé. Si puede ver la aréola, verá más por encima del labio de su bebé y menos por debajo.
  • Cuando su bebé está bien posicionado, el seno ocupará toda su boca.
  • La lengua toma forma ahuecada debajo del seno, aunque usted no pueda verlo.
  • Usted escucha o ve que su bebé está tragando. Algunos bebés tragan tan silenciosamente que una pausa en su respiración puede ser la única señal de que está tragando.
  • Podrá ver cómo se mueven levemente las orejas del bebé.
  • Los labios de su bebé hacen un movimiento hacia afuera, como los labios de un pez, y no hacia adentro. Es posible que ni siquiera pueda ver el labio inferior.
  • La barbilla de su bebé está en contacto con el seno.

Volver al comienzo

Posiciones para amamantar

Para algunas mamás, las siguientes posiciones también son útiles para estar cómodas y ayudar a sus bebés a lograr un buen acoplamiento. También puede utilizar almohadas debajo de los brazos, los codos, la nuca o la espalda para lograr mayor comodidad y apoyo.

Cradle holdPosición de cuna – una posición fácil y común que es cómoda para la mayoría de las madres y los bebés. Sostenga a su bebé, con la cabeza en el antebrazo, y todo su cuerpo de frente al suyo.
Cross Cradle or Transitional HoldPosición de cuna cruzada o de transición – útil para bebés prematuros o bebés que tienen una succión débil, ya que da un apoyo extra a la cabeza y puede ayudar a que los bebés permanezcan acoplados. Sostenga a su bebé sobre el brazo opuesto al seno que está utilizando. Sostenga la cabeza del bebé con la palma de su mano en la base de la nuca.
Clutch or "Football" holdPosición de agarre o de "fútbol" – útil para madres con senos grandes, pezones planos o invertidos, liberación hiperactiva de leche, o que se sometieron a cesárea. También es útil para los bebés que prefieren una posición más erguida. Esta posición le permite ver y controlar mejor la cabeza de su bebé, y mantiene al bebé lejos de la incisión de una cesárea. Sostenga al bebé a su lado, acostado boca arriba y con la cabeza al nivel del pezón. Sostenga la cabeza del bebé con la palma de su mano en la base de la cabeza.
Side-Lying positionPosición recostada de lado – útil para las madres que tuvieron una cesárea o para ayudar a que una madre pueda descansar o dormir un poco más mientras amamanta al bebé. Esta posición le permite descansar o dormir mientras su bebé se alimenta. Acuéstese de lado con su bebé de frente a usted. Acerque a su bebé de tal forma que él esté de frente a su cuerpo. Siga los Consejos de seguridad importantes para disminuir el riesgo de presentar síndrome de muerte súbita infantil (SIDS).

Volver al comienzo

Consejos para hacer que funcione

Si aún tiene problemas para amamantar después de seguir estos consejos, es importante que obtenga ayuda de una consejera de lactancia o de otra persona de apoyo durante la lactancia.
  1. Amamante desde temprano y a menudo. Amamante tan pronto como sea posible después de dar a luz, dentro de la primera hora de vida. Si tuvo un parto natural, puede cargar a su bebé y amamantarlo inmediatamente. Si tuvo una cesárea o recibió anestesia general después del nacimiento por una cirugía, hable con su médico y enfermera e infórmeles que desea amamantar tan pronto ambos estén en la sala de recuperación.
  2. Amamante al menos entre ocho y doce veces cada 24 horas para producir abundante leche para su bebé.
  3. Solicite que su bebé permanezca en la habitación del hospital con usted (lo que se denomina “internación conjunta”), de modo que pueda ver las primeras señales del bebé que indican que tiene hambre. Cuando los bebés tienen hambre, están más alerta y activos, posiblemente se pongan las manos o puños en la boca, hagan movimientos de succión con la boca o giren la cabeza en busca del seno. El llanto es una señal tardía de hambre.
  4. Asegúrese de que ambos estén cómodos y siga la guía de su bebé después de que está bien acoplado a la parte inferior del seno, no solo al pezón. Algunos bebés toman ambos senos en cada alimentación, mientras que otros toman solamente uno. Ayude a su bebé a que termine de mamar del primer seno, siempre y cuando continúe succionando y tragando. El bebé se apartará del seno cuando haya terminado y, a menudo, se quedará dormido. Ofrézcale el otro seno si parece que su bebé desea más. Permita que su bebé decida cuándo dejar de mamar.
  5. Mantenga su bebé cerca de usted. Recuerde que su bebé no está acostumbrado a este nuevo mundo y necesita estar muy cerca de su madre. Estar piel a piel con usted ayudará a que el bebé llore menos y estabilizará la frecuencia cardíaca y respiratoria del bebé.
  6. Durante las primeras semanas, evite utilizar chupetes, biberones y suplementos de leche de fórmula, a menos que exista una razón médica para hacerlo. Es mejor amamantar solamente, a fin de que el proceso de producción de la leche se desarrolle con facilidad y para evitar que su bebé se confunda mientras está aprendiendo a ser amamantado.
  7. Haga que su bebé duerma en una cuna o en un moisés en su habitación, pero no en su cama, para que usted pueda amamantarlo más fácilmente durante la noche.

Maneras de despertar a su bebé para amamantarlo:

En las primeras semanas después del parto, debe despertar a su bebé para alimentarlo si han pasado cuatro horas desde el comienzo de la última alimentación. Usted puede:

  • retirar todas las cobijas;
  • cambiar el pañal de su bebé;
  • colocar a su bebé en contacto con su piel;
  • masajear la espalda, el abdomen, los brazos y las piernas de su bebé.

Volver al comienzo

Producir una abundante cantidad de leche

¿Lo sabía?

La mayoría de las madres pueden producir abundante leche para su bebé. Si no está segura de si tiene un problema con el suministro de leche, hable con una consejera de lactancia.
¿Cuán pequeño es el estómago de un recién nacido?

Día 1: 5-7 mL; Día 3: .75-1 oz; Día 7: 1.5-2 oz
Fotografía cortesía de La Liga de La Leche

Sus senos producirán y suministrarán fácilmente la leche, como una respuesta directa a las necesidades de su bebé. Cuanto más frecuente y satisfactoriamente se amamante un bebé, más leche se producirá. Los bebés están tratando de duplicar su peso en unos pocos meses y, como su estómago es pequeño, necesitan alimentarse frecuentemente para crecer y estar sanos.

  • Prevea que tendrá que amamantar, al menos, entre ocho y doce veces por día.
  • Durante los primeros días después del parto, probablemente su bebé querrá ser amamantado cada hora o cada dos horas durante el día, y un par de veces durante la noche, en la cual su bebé puede tener un período de sueño más prolongado.
  • Los bebés desarrollan su propio horario de alimentación. Algunos bebés se alimentan cada hora durante 2 a 6 horas y luego duermen durante un período más prolongado, y otros se alimentan cada 2 a 3 horas durante el día y la noche. Siga las pistas de su bebé para saber cuándo está listo para alimentarse.
Qué sucederá con usted, su bebé y su leche durante las primeras semanas
TiempoLecheEl bebéUsted (mamá)
NacimientoSu cuerpo produce pequeñas cantidades de calostro, una leche espesa, amarillenta y nutritiva. El calostro le brinda al bebé una dosis saludable de protección temprana contra las enfermedades.Probablemente estará despierto durante la primera hora después del parto y ese es un buen momento para amamantarlo.Usted estará cansada y emocionada. Este es un buen momento para amamantar al bebé.
Primeras 12 a 24 horasSu bebé beberá aproximadamente una cucharadita de calostro en cada alimentación. Es posible que usted no vea el calostro, pero este contiene lo que el bebé necesita, y en la cantidad correcta.Es normal que el bebé duerma profundamente. El parto y el alumbramiento son un trabajo arduo para el bebé. A algunos bebés les gusta estar acurrucados y, al comienzo, pueden estar demasiado somnolientos como para acoplarse bien. Es posible que las alimentaciones sean breves y desorganizadas. Cuando su bebé se despierte, aproveche el fuerte instinto del bebé de succionar y alimentarse cada 1 a 2 horas. Muchos bebés disfrutan de comer o chupar, hacer una pausa, saborear, dormitar y luego comer nuevamente. Pídale a la enfermera que no le administra a su bebé ningún tipo de leche de fórmula ni agua, a menos que se le informe primero, o si por alguna razón su médico considera que el bebé lo necesita.Usted también estará cansada. Descanse.
Siguientes 3 a 5 díasAparece la leche. Es normal que, al comienzo, sea amarillenta o tenga un color dorado.Su bebé se alimentará muchas veces (esto ayuda a que sus senos produzcan una buena cantidad de leche), al menos, entre 8 y 12 veces o más en un período de 24 horas. Los bebés muy pequeños que son amamantados no comen siguiendo un horario. Dado que la leche materna se digiere más fácilmente que la leche de fórmula, los bebés amamantados comen con más frecuencia que los bebés alimentados con la leche de fórmula. Está bien si su bebé come cada 2 a 3 horas durante varias horas y luego duerme durante 3 a 4 horas. Puede prever que cada amamantamiento durará, aproximadamente, entre 15 y 20 minutos en cada lado. El ritmo de succión del bebé será lento y prolongado. Es posible que lo escuche tragar.Sentirá que sus senos están llenos, y estos gotearán leche. (Puede utilizar almohadillas desechables o de paño en su sostén para contener el goteo.)
Las primeras 4 a 6 semanasLeche materna blanca.Probablemente su bebé ya amamante mejor y tenga un estómago más grande para almacenar más leche. Es posible que cada amamantamiento dure menos tiempo y que el intervalo entre uno y otro sea mayor.Su cuerpo se acostumbra a la lactancia; por lo tanto, sus senos estarán más blandos y el goteo disminuirá.

Volver al comienzo

Cómo saber si su bebé está recibiendo suficiente leche

Imprima una hoja de trabajo en blanco para mantener un registro de los pañales mojados y las deposiciones

Muchos bebés, pero no todos, pierden un poco de peso en los primeros días posteriores al parto. El proveedor de atención médica de su bebé verificará el peso del niño en su primera visita después del alta hospitalaria. Asegúrese de visitar al proveedor de atención médica de su bebé dentro de los tres a cinco días posteriores al parto, y nuevamente a las dos a tres semanas de edad para chequeos. También puede determinar si su bebé está recibiendo abundante leche manteniendo un registro de la cantidad de pañales mojados y pañales con deposiciones.
Cantidad mínima de pañales mojados y de deposiciones en la primera semana de vida del bebé
(está bien si su bebé tiene más)
1 día = 24 horas
Edad del bebéCantidad de pañales mojadosCantidad de deposicionesColor y textura de las deposiciones
Día 1 (primeras 24 horas después del parto)1La primera ocurre generalmente dentro de 8 horas después del partoEspesas, alquitranadas y negras
Día 223Espesas, alquitranadas y negras
Día 35 a 63Flojas, de color verdoso a amarillo
Día 46 o más3Amarillas, blandas y acuosas
Día 56 o más3Flojas, de color amarillo y consistencia granulosa
Día 66 o más3Flojas, de color amarillo y consistencia granulosa
Día 76 o más3Mayores cantidades de deposiciones flojas, de color amarillo y consistencia granulosa

Aproximadamente a las seis semanas de edad, las deposiciones de algunos bebés se vuelven menos frecuentes, pero más abundantes.

Fuente: International Lactation Consultant Association (Asociación Internacional de Consultores de Lactancia). Clinical Guidelines for the Establishment of Exclusive Breastfeeding (Pautas clínicas para establecer un amamantamiento exclusivo). Junio de 2005.

Otras señales que indican que su bebé está recibiendo abundante leche

Si está preocupada por el aumento de peso de su bebé, consulte al proveedor de atención médica de su bebé.
  • El bebé está generalmente satisfecho y aumenta de peso de manera constante después de la primera semana de vida. Desde el nacimiento hasta los tres meses, el aumento de peso es, por lo general, de 2/3 a 1 onza por día.
  • La orina del bebé es transparente o de color amarillo claro; no es de color amarillo oscuro ni anaranjado.
  • Después del día 1, el bebé tiene al menos tres deposiciones cada 24 horas.
  • El bebé alterna períodos de sueño breves con períodos de vigilia y alerta.
  • El bebé está satisfecho y complacido después de alimentarse.
  • Siente los senos más blandos después de amamantar a su bebé.

Volver al comienzo

Dormir cerca del bebé

La American Academy of Pediatrics (AAP) (Academia Estadounidense de Pediatría) recomienda que, en el caso de lactantes sanos nacidos a término amamantados, las madres y los lactantes deben dormir cerca el uno del otro para ayudar al amamantamiento.

La AAP informa que un estudio1 que examinó bebés que dormían con los padres y analizó el riego de síndrome de muerte súbita infantil (SIDS), descubrió que:

  • Dormir conjuntamente con un lactante en un sofá estuvo asociado con un riesgo particularmente alto de SMSL.
  • Compartir el cuarto con los padres estuvo asociado con un riesgo menor de SMSL.
  • No hubo un mayor riesgo asociado con compartir la cama cuando el lactante era colocado nuevamente en su cuna.
  • Entre los padres no fumadores o los lactantes mayores de 14 semanas, no hubo una asociación entre los lactantes que se encontraban en la cama de los padres y un mayor riesgo de SMSL.
  • El riesgo relacionado con compartir la cama entre los lactantes más pequeños parece estar asociado con un consumo reciente de alcohol por parte de los padres, condiciones de hacinamiento en el hogar, cansancio extremo de los padres, y que el lactante estaba colocado debajo de una manta.

1 Blair PS, Fleming PJ, Smith IJ, et ál. Babies sleeping with parents: case-control study of factors influencing the risk of the sudden infant death syndrome. BMJ. 1999; 319: 1457-1462.

Volver al comienzo

Content last updated October 01, 2009.

Resources last updated October 01, 2009.

Return to top