womens health dot gov
Un proyecto de la Oficina para la Salud de la Mujeren el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los E.E.U.U.

womenshealth.gov (en español) | 800-994-9662

Saltar navegación

Womens Health logo
Home page in English
divider line

Atención y seguridad del recién nacido

una mujer obtener un bebé en un asiento de automóvil
Información relacionada

Atención del recién nacido

Si este es su primer bebé, puede que usted se preocupe por no estar lista para cuidar de un recién nacido. Usted no está sola. Muchos padres nuevos no se sienten preparados cuando llega la hora de llevar a sus nuevos bebés del hospital a la casa. Puede tomar medidas que la ayuden a prepararse para la transición a casa.

Tomar una clase de cuidados del recién nacido durante el embarazo puede prepararla para la vida real. Sin embargo, la alimentación y el cambio de pañales a una muñeca no es exactamente lo mismo. Durante su estadía en el hospital, asegúrese de pedir a las enfermeras ayuda con los cuidados básicos del bebé. ¡No dude en pedirle más de una vez a la enfermera que le muestre cómo hacer algo! Recuerde, la práctica hace la perfección. Antes de recibir el alta del hospital, asegúrese de que usted y su pareja se sienten cómodos con estos cuidados básicos del recién nacido:

  • Sostener al recién nacido, incluido cómo sostener el cuello de su bebé
  • Cambiar de pañales a su bebé
  • Bañar a su bebé
  • Vestir a su bebé
  • Arropar a su bebé
  • Alimentar y facilitar los eructos a su bebé
  • Limpiar el cordón umbilical
  • Cuidar la curación de una circuncisión
  • Usar una pera de goma para limpiar la nariz de su bebé
  • Tomar la temperatura de un recién nacido
  • Consejos para calmar a su bebé

Antes de salir del hospital, pregunte acerca de las visitas a domicilio de una enfermera o una trabajadora de atención de la salud. Muchos nuevos padres valoran que alguien los acompañe junto al bebé algunos días después de regresar a casa.

Muchos padres primerizos también agradecen la ayuda de un familiar o amigo que ya ha “pasado por eso”. Tener una persona de apoyo que se quede con usted durante algunos días le puede dar la confianza necesaria para seguir sola en las semanas siguientes. Trate de arreglar esto antes del parto.

La primera visita del médico de su bebé es otro buen momento para hacer todas las preguntas que pueda tener acerca del cuidado del bebé. Pregunte en qué casos debe llamar al médico. También pregunte sobre las vacunas que su bebé necesita y cuándo se deben aplicar. Los bebés y los niños pequeños necesitan vacunas que los protegen de enfermedades que pueden atacar a una edad temprana y ser muy peligrosas en la infancia. Estas incluyen enfermedades poco frecuentes y otras más comunes, como la gripe.

Volver al comienzo

Síndrome de muerte súbita infantil (SIDS)

Desde 1992, la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ha recomendado que los niños duerman boca arriba para reducir el riesgo de síndrome de muerte súbita infantil (sudden infant death syndrome, SIDS), también llamada muerte en la cuna. El SIDS es la muerte repentina e inexplicable de un bebé de menos de 1 año de edad. Aunque no hay manera de saber qué bebés pueden morir de SIDS, hay algunas cosas que puede hacer para que su bebé esté seguro:

  • Coloque siempre al bebé boca arriba para dormir, incluso para dormir la siesta. Esta es la posición más segura para que un bebé saludable duerma y reducir el riesgo de SIDS.
  • Coloque a su bebé en un colchón firme, como una cuna de seguridad aprobada. Para obtener más información sobre la seguridad de las cunas, comuníquese con la Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor (Consumer Product Safety Commission) al 800-638-2772. Las investigaciones han demostrado que poner a un bebé a dormir en colchones blandos, sofás, cojines de sofá, camas de agua, pieles de oveja, u otras superficies blandas, implica un riesgo de SIDS.
  • Retire la ropa de cama suave y acolchada y los juguetes de peluche del área donde duerme el bebé. Asegúrese de mantener todas las almohadas, edredones, juguetes de peluche y otro tipo de artículos blandos fuera del área donde duerme el bebé.
  • Asegúrese de que todas las personas que cuidan a su bebé sepan que deben colocar al bebé boca arriba para dormir y que conozcan los peligros de la ropa de cama acolchada. Hable con los proveedores de cuidados infantiles, los abuelos, las niñeras y los cuidadores acerca de los riesgos del SIDS. Recuerde que cada momento de sueño cuenta.
  • Asegúrese de que la cabeza y la cara del bebé estén descubiertas durante el sueño. Mantenga las cobijas y otros cobertores alejados de la boca y la nariz de su bebé. La mejor manera de hacer esto es vestir al bebé con ropa para dormir, de manera que no tendrá que colocar ningún otro cobertor sobre el bebé. Si usa una cobija u otro cobertor, asegúrese de que los pies del bebé estén en la parte inferior de la cuna, que la cobija no esté más arriba del pecho del bebé y que la cobija esté asegurada en la parte inferior alrededor del colchón de la cuna.
  • No permita que nadie fume cerca de su bebé. No fume antes o después del nacimiento de su bebé y asegúrese de que nadie fume cerca de su bebé.
  • No permita que su bebé reciba demasiado calor mientras duerme. Mantenga a su bebé abrigado durante el sueño, pero no demasiado. La habitación de su bebé debe estar a una temperatura que sea confortable para un adulto. Demasiadas capas de ropa o de cobijas pueden provocarle demasiado calor a su bebé.

Algunas madres se preocupan si el bebé se da vuelta durante la noche. Sin embargo, para el momento en que su bebé es capaz de darse vuelta por sí mismo, el riesgo de SIDS es mucho menor. Durante la época de mayor riesgo, de 2 a 4 meses de edad, la mayoría de los bebés no son capaces de darse vuelta, para pasar de boca arriba a boca abajo.

Volver al comienzo

Content last updated: November 01, 2009.

Return to top