womens health dot gov
Un proyecto de la Oficina para la Salud de la Mujeren el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los E.E.U.U.

womenshealth.gov (en español) | 800-994-9662

Saltar navegación

Womens Health logo
Home page in English
divider line

Recuperación después del parto

En este momento usted está concentrada en el cuidado de su nuevo bebé. Pero las nuevas madres también deben dar un cuidado especial a su cuerpo después del parto y durante la lactancia. Hacerlo la ayudará a recobrar su energía y su fuerza. Cuando usted se cuida, puede brindar un mejor cuidado a su bebé y disfrutar más de él.

Descansar

Los primeros días en casa después de tener a su bebé son un tiempo de descanso y recuperación física y emocional. Necesita concentrar su energía en sí misma y en conocer a su nuevo bebé. Aunque puede estar muy entusiasmada y puede haber muchos familiares y amigos que deseen visitarla, trate de limitar el número de visitas y descanse lo más que pueda. No espere tener su casa perfecta. Es posible que todo lo que pueda hacer sea comer, dormir y cuidar de su bebé, y eso está perfectamente bien. Encuentre su propio ritmo desde el primer día que regresa a casa. Trate de acostarse o dormir la siesta mientras el bebé duerme. No trate de hacer demasiado en la casa. Permita que otros la ayuden y no tenga miedo de pedir ayuda con la limpieza, la lavandería, las comidas o el cuidado del bebé.

Volver al comienzo

Cambios físicos

Después del nacimiento de su bebé, su médico hablará con usted acerca de lo que experimentará a medida que su cuerpo comienza a recuperarse.

  • Usted presentará una secreción vaginal llamada loquios. Es el tejido y la sangre que recubrían su útero durante el embarazo. Es abundante y de color rojo brillante en un primer momento y disminuye cada vez más en cantidad y color hasta que desaparece después de unas semanas.
  • También podría presentar hinchazón en las piernas y los pies. Puede reducir la hinchazón manteniendo los pies elevados cuando sea posible.
  • Quizás tenga estreñimiento. Trate de beber mucha agua y comer frutas y verduras frescas.
  • Es común la presencia de cólicos de tipo menstrual, especialmente si está amamantando. La leche materna llegará en un plazo de tres a seis días después del parto. Incluso si no está amamantando, puede tener pérdidas de leche de sus pezones y sus senos pueden sentirse llenos, sensibles o incómodos.
  • Siga las instrucciones de su médico sobre el nivel de actividad, como subir escaleras o caminar, que puede realizar durante las siguientes semanas.

Su médico controlará su recuperación en la visita después del parto, aproximadamente 6 semanas después del nacimiento. Pregunte acerca de la reanudación de sus actividades normales, así como por los planes de alimentación y entrenamiento físico que la ayuden a regresar a un peso saludable. También pregunte a su médico acerca de tener relaciones sexuales y el control de la natalidad. Su período podría volver en 6 a 8 semanas, o antes, si no amamanta. Si amamanta, su período puede no regresar durante muchos meses. Sin embargo, el uso de un método anticonceptivo confiable es la mejor manera de prevenir el embarazo hasta que desee tener otro bebé.

Información relacionada

Algunas mujeres desarrollan problemas de la tiroide en el primer año después de dar a luz. A esto se le llama tiroiditis posparto. Comúnmente empieza con una tiroide hiperactiva que dura entre dos a cuatro meses. La mayoría de las mujeres después desarrollan síntomas de una actividad tiroidea deficiente que puede durar hasta un año. Los problemas de la tiroide son fáciles de pasar por alto ya que muchos síntomas como la fatiga, problemas al dormir, poca energía, y cambios en el peso, son comunes después de haber tenido un bebe. Hable con su médico si usted tiene síntomas que no se van. Una tiroide deficiente necesita ser tratada. En la mayoría de los casos, el funcionamiento de la tiroide regresa a su normalidad cuando sana. Pero algunas mujeres desarrollan permanentemente la enfermedad de una tiroidea deficiente, conocida como enfermedad Hashimoto la cual necesita tratamiento de por vida.

Volver al comienzo

Recuperando una forma y un peso saludable

Tanto el embarazo como el parto pueden afectar el cuerpo de la mujer. Después de dar a luz perderá de inmediato alrededor de 10 libras y un poco más a medida que los niveles de líquidos corporales disminuyan. No espere ni intente perder inmediatamente el peso adicional que haya obtenido durante el embarazo. La pérdida gradual de peso durante varios meses es la manera más segura, sobre todo si está amamantando. Las madres lactantes pueden perder una cantidad de peso moderada sin afectar su producción de leche ni el crecimiento de su bebé.

Un plan de alimentación saludable junto con un entrenamiento físico regular podría ser todo lo que necesite para volver a un peso saludable. Si no está perdiendo peso o si está perdiendo peso muy lentamente, elimine comidas que tienen aditivos de azúcar y grasas como las bebidas carbonadas, postres, comidas fritas, carnes grasosas, y alcohol. Tenga en mente, las madres lactantes deben evitar el alcohol. Al eliminar los extras usted podrá concentrarse en opciones de comidas saludables y balanceadas que mantendrán su nivel de energía arriba y le ayudara a recibir los nutrientes que usted y su bebé necesitan para una buena salud. Asegúrese de hablar con su médico antes de dar inicio a cualquier tipo de dieta o plan de ejercicio.

Volver al comienzo

Sensación de tristeza

Después del parto puede que se sienta triste, con tendencia al llanto y abrumada durante unos días. Muchas nuevas madres sienten tristeza en los días posteriores al parto. Los cambios hormonales, la ansiedad por el cuidado del bebé y la falta de sueño afectan sus emociones.

Sea paciente consigo misma. Estas sensaciones son normales y generalmente desaparecen con rapidez. Pero si la tristeza dura más de 2 semanas, consulte a su médico. No espere hasta la visita después del parto para hacerlo. Podría presentar una afección grave pero tratable denominada depresión posparto. La depresión posparto puede comenzar en cualquier momento dentro del primer año después del parto.

Las señales de depresión posparto incluyen:

¡Llame a su médico o al 911 si tiene pensamientos relacionados con hacerse daño o hacerle daño a su bebé!
  • Sentirse inquieta o irritable
  • Sentirse triste, deprimida o llorar mucho
  • Sentir falta de energía
  • Sentir dolores de cabeza, dolores en el pecho, palpitaciones en el corazón (el corazón late rápido y siente que se saltean algunos latidos), adormecimiento o hiperventilación (respiración rápida y poco profunda)
  • No poder dormir, estar muy cansada o las dos cosas
  • No poder comer y perder peso
  • Comer en exceso y aumentar de peso
  • Tener problemas para concentrarse, recordar o tomar decisiones
  • Sentirse excesivamente preocupada por el bebé
  • No tener ningún interés en el bebé
  • Sentirse culpable y que no vale nada
  • No sentir interés o no obtener placer con actividades como el sexo y el contacto social
  • Tener pensamientos relacionados con hacer daño a su bebé o a sí misma

Algunas mujeres no le dicen a nadie acerca de sus síntomas, ya que se sienten avergonzadas o culpables por tener estos sentimientos en un momento en que todos piensan que debería estar feliz. ¡No deje que esto le suceda a usted! La depresión posparto puede hacer que cuidar de su bebé sea difícil. Los recién nacidos con madres con depresión posparto pueden tener retrasos para aprender a hablar. Pueden tener problemas con la vinculación emocional. Su médico puede ayudarla a sentirse mejor y a volver a disfrutar de su nuevo bebé. Una terapia y/o medicamentos pueden tratar la depresión posparto. Obtenga más información sobre la depresión posparto en nuestra sección de depresión durante y después del embarazo hoja de datos.

Nuevas investigaciones sugieren que 1 de 10 nuevos padres pueden experimentar depresión durante o después el embarazo. Aunque se necesitan más investigaciones, el tener depresión hace más difícil el poder ser un buen padre y quizás afecte el desarrollo del bebé. Tener depresión puede también estar relacionado con la depresión de la madre. Nuevos padres o padres en espera de serlo que tengan problemas emocionales o síntomas de depresión deben de hablar con su médico. La depresión es una enfermedad tratable.

Volver al comienzo

Más información sobre Recuperación después del parto

Explore otras publicaciones y sitios de Internet

Conéctese con otras organizaciones

Content last updated: July 16, 2012.

Return to top