womens health dot gov
Un proyecto de la Oficina para la Salud de la Mujeren el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los E.E.U.U.

womenshealth.gov (en español) | 800-994-9662

Saltar navegación

Womens Health logo
Home page in English
divider line

Las primeras horas de vida del bebé

Después de meses de espera, finalmente, ¡su nuevo bebé ha llegado! Las futuras mamás a menudo pasan tanto tiempo previendo el parto, que no piensan o incluso no saben qué esperar durante las primeras horas después del parto. Continúe leyendo para que pueda estar lista para crear un vínculo con su nueva fuente de alegría.

Cómo se ven los recién nacidos

Quizás se sorprenda por la forma en que luce su recién nacido al momento del nacimiento. Si tuvo un parto vaginal, su bebé llegó al mundo a través de un pasaje estrecho y óseo. Es frecuente que los recién nacidos nazcan con un color azulado, con hematomas y con la cabeza deformada. Podría tener una oreja doblada. Su bebé puede tener pelo en toda la cabeza o ser calvo. Su bebé también tendrá un recubrimiento denso y pastoso, de color blanquecino, que protegió su piel en el útero. Esto se le quitará con el primer baño.

Una vez que su bebé se encuentre en sus brazos, su mirada irá directo a los ojos del bebé. La mayoría de los recién nacidos abre los ojos poco después del nacimiento. Sus ojos serán, al comienzo, marrones o de color gris-azulado. Al inspeccionar a su bebé, podría notar que el rostro está un poco hinchado. Podría notar pequeñas protuberancias blancas en la boca o en la lengua de su bebé. Su bebé podría estar muy arrugado. Algunos bebés, especialmente los que nacen en forma prematura, están cubiertos por un vello suave y fino, que se caerá en un par de semanas. La piel de su bebé puede tener varias marcas de color, manchas o sarpullidos y puede tener las uñas largas. También puede notar que los pechos de su bebé y el pene o la vulva están un poco hinchados.

El aspecto de su bebé va a cambiar día a día y muchas de las marcas iniciales del parto desaparecen con el tiempo. Si tiene alguna duda acerca de algo que vea, hable con su médico. Después de unas semanas, su recién nacido se verá cada vez más como el bebé que imaginó en sus sueños.

Volver al comienzo

El vínculo con su bebé

Pasar tiempo con su bebé en esas primeras horas de vida es muy especial. Aunque usted quizás esté cansada, su recién nacido puede estar bastante alerta después del nacimiento. Coloque a su bebé en contacto con su piel. Deje que su bebé conozca su voz y que estudie su rostro. Su bebé puede ver hasta una distancia de unos 2 pies. Usted puede notar que su bebé extiende los brazos si alguien enciende una luz o hace un ruido súbito. Esto se denomina respuesta de sobresalto. Los bebés también nacen con reflejos de succión y de prensión. Ponga un dedo en la palma de la mano de su bebé y verá cómo lo aprieta. Alimente a su bebé cuando este muestre señales de hambre. Puede visitar nuestra sección de lactancia y encontrar consejos para que estas primeras alimentaciones salgan bien.

Volver al comienzo

Asistencia médica para su recién nacido

Inmediatamente después de nacer, los bebés necesitan muchas pruebas y procedimientos importantes para garantizar su salud. Algunas de ellas son incluso requeridas por la ley. Pero en la medida que el bebé esté sano, todas las pruebas, menos la evaluación de Apgar, pueden esperar por lo menos una hora. Retrasar el resto de la atención médica preservará los dulces primeros momentos de la vida para usted, su pareja y el bebé. Un bebé que no se ha sentido agredido puede estar más dispuesto a amamantarse y a recibir cariño. Así que antes del parto, hable con su médico o partera acerca de retrasar vacunas, medicamentos y pruebas. A la misma vez, por favor no asume de que “están cuidando de todo.” Como padre es su deber asegurarse que su recién nacido reciba a tiempo todas las vacunas y pruebas necesarias y apropiadas.

En la mayoría de los hospitales en los Estados Unidos se recomiendan o requieren las siguientes pruebas y procedimientos:

Evaluación de Apgar

La prueba de Apgar es una forma rápida con la que los médicos analizan si el bebé está sano o si necesita atención médica adicional. La prueba de Apgar se suele hacer en dos ocasiones: un minuto después del nacimiento y, nuevamente, cinco minutos después del nacimiento. Los médicos y enfermeras miden 5 señales referidas al estado del bebé. Estas son:

  • Frecuencia cardíaca
  • Respiración
  • Actividad y tono muscular
  • Reflejos
  • Color de la piel

La puntuación de Apgar va de 0 a 10. Un bebé que tiene una puntuación de 7 o más se considera muy saludable. Sin embargo, una puntuación inferior no siempre significa que algo esté mal. A menudo, los bebés perfectamente saludables tienen un puntaje de Apgar bajo en el primer minuto de vida.

En más del 98% de los casos, la puntuación de Apgar llega a 7 después de los primeros 5 minutos de vida. Cuando no es así, el bebé necesita atención médica y un control minucioso.

Cuidado de los ojos

Su bebé puede recibir gotas o pomadas para prevenir infecciones oculares que puede contraer durante el parto. Las infecciones de transmisión sexual (ITS), incluida gonorrea y clamidia son una de las principales causas de infecciones oculares en el recién nacido. Si no se tratan, estas infecciones pueden causar ceguera.

Los medicamentos que se usan pueden causar picazón y/o hacer borrosa la visión del bebé. Por lo tanto, quizás desee posponer este tratamiento por un rato.

Algunos padres se preguntan si este tratamiento es realmente necesario. Muchas mujeres con bajo riesgo de ITS no quieren que sus recién nacidos reciban el medicamento para los ojos. Pero no existe evidencia que sugiera que este medicamento perjudica al bebé.

Es importante señalar que incluso las mujeres embarazadas con pruebas negativas para ITS pueden tener una infección en el momento del parto. Además, la mayoría de las mujeres con gonorrea y/o clamidia no lo saben porque no tienen síntomas.

Inyección de vitamina K

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) recomienda que todos los recién nacidos reciban una inyección de vitamina K en el muslo. Los recién nacidos suelen tener bajos niveles de vitamina K en el cuerpo. Esta vitamina es necesaria para la coagulación de la sangre. Los bajos niveles de vitamina K pueden ocasionar un problema de sangrado poco frecuente pero grave. Las investigaciones demuestran que las inyecciones de vitamina K previenen hemorragias peligrosas en los recién nacidos.

Los recién nacidos probablemente sientan dolor cuando se les aplique la inyección. Pero después no parecen sentir ninguna molestia. Ya que puede ser incómodo para el bebé, es posible que desee posponer esta inyección por un rato.

Evaluación metabólica del recién nacido

Los médicos o las enfermeras pinchan el talón de su bebé para tomar una pequeña muestra de sangre. Esta sangre se usa para hacer pruebas para muchas enfermedades. Se deben hacer las pruebas en todos los bebés porque algunos pueden parecer saludables pero pueden tener un problema de salud poco frecuente. Un análisis de sangre es la única manera de enterarse de estos problemas. Si se encuentran de inmediato, se pueden prevenir problemas graves como alteraciones del desarrollo, daño de órganos, ceguera e incluso la muerte.

En los 50 estados y los territorios de los EE. UU. se hacen evaluaciones a los recién nacidos para detectar fenilcetonuria (phenylketonuria, PKU), hipotiroidismo, galactosemia y enfermedad de células falciformes. Sin embargo, muchos estados hacen pruebas de rutina para casi 30 enfermedades diferentes. La fundación March of Dimes recomienda que a todos los recién nacidos se les hagan pruebas para al menos 29 enfermedades.

Para averiguar qué pruebas se ofrecen en su estado, comuníquese con su departamento de salud o con el programa de evaluación del recién nacido. O puede comunicarse con el Centro Nacional de Recursos de Evaluación y Genética del Recién Nacido (en inglés) (National Newborn Screening and Genetics Resource Center).

Examen auditivo

A la mayoría de los bebés se les realiza una evaluación de audición poco después del nacimiento, por lo general antes de salir del hospital. Se utilizan pequeños auriculares o micrófonos para ver cómo reacciona el bebé a los sonidos. Todos los recién nacidos necesitan una evaluación de audición, porque los defectos de audición son frecuentes y la pérdida de audición puede ser difícil de detectar en bebés y niños pequeños. Cuando los problemas se detectan a tiempo, los niños pueden recibir los servicios que necesitan a una edad temprana. Esto podría evitar retrasos en el habla, el lenguaje y el pensamiento. Consulte a su hospital o al médico de su bebé sobre la evaluación de audición en los recién nacidos.

Vacuna contra la hepatitis B

Antes de salir del hospital, todos los recién nacidos deben recibir una vacuna para estar protegidos contra el virus de la hepatitis B (hepatitis B virus, HBV). Tristemente, 1 de cada 5 bebes en riesgo de la infección del HBV sale del hospital sin haber recibido la vacuna y su tratamiento que demuestran proteger a los recién nacidos aun si fueron expuestos al HBV al nacer. El HBV puede causar una infección permanente, grave daño al hígado e incluso la muerte.

La vacuna contra la hepatitis B (HepB) se administra mediante una serie de tres inyecciones. La Academia Americana de Pediatría y los Centros para el Control de Enfermedades (Centers for Disease Control, CDC) recomiendan que todos los recién nacidos reciban la primera inyección contra la HepB antes de salir del hospital. Si la madre tiene HBV, su bebé también debe recibir una inyección de HBIG dentro de las primeras 12 horas del nacimiento. La segunda inyección contra la HepB debe administrarse de 1 a 2 meses después del nacimiento. La tercera inyección contra la HepB debe administrarse después de las 24 semanas de edad, pero antes de los 18 meses de edad.

Control completo

Poco después del parto la mayoría de los médicos o enfermeras también harán lo siguiente:

  • Medir el peso del recién nacido, la talla y la cabeza.
  • Tomar la temperatura del bebé.
  • Medir la frecuencia respiratoria y la frecuencia cardíaca del bebé.
  • Bañar al bebé y limpiar el muñón del cordón umbilical.

Volver al comienzo

Content last updated: November 01, 2009.

Resources last updated: November 01, 2009.

Return to top